Archivos de la categoría 200 años

Una cruz nueva en la Capilla de los primeros votos

Photo 1

La instalación de la nueva cruz en la Capilla de los primeros votos se enmarca en la celebración del bicentenario de la fundación de los Oblatos. Esa cruz, bendecida el 17 de febrero de 2017, es un regalo de los Oblatos de la Provincia de la Asunción en Canadá. El Padre Marian GIL, provincial de la Asunción, narra así la historia de su fabricación:

Photo 2

“La Provincia de la Asunción se complació en acceder al deseo expresado por el superior de Aix-en-Provence de mandar hacer en Canadá una cruz oblata para la Capilla de los primeros votos. Durante los Ejercicios de nuestra Administración provincial en Aix, en mayo de 2016, el superior de la casa primero nos felicitó por haber financiado la renovación de la estatua de María Inmaculada en la Casa generalicia de Roma y luego nos preguntó por la posibilidad de regalar una cruz oblata al Centro Internacional Eugenio de Mazenod. Unos meses más tarde encontramos en Mississauga, Canadá, a un artista polaco a quien le encargamos la fabricación de la cruz.

Una vez recibidas la descripción del proyecto y las dimensiones de la cruz, Ted Swiatek empezó un auténtico camino espiritual. Primero vio algunas de las cruces que recibimos en nuestros votos perpetuos. Luego escogió los materiales: cerezo y nogal negro para la cruz, y tilo, más fácil de esculpir, para el cuerpo de Jesús. El modelo del cuerpo casi tamaño natural era de arcilla. Para terminar, había que encontrar tinte y pintura del mismo color de la cruz oblata. La realización del proyecto le llevó casi tres meses.

Photo 3

En septiembre de 2016, con la ayuda de nuestros voluntarios, empezamos a organizar el envío de la cruz que había de estar adecuadamente protegida en una caja. El gran contenedor llegó al Centro Internacional Eugenio de Mazenod de Aix-en-Provence unos días antes del 17 de febrero de 2017. Esta cruz de tamaño impresionante se halla ya instalada en la Capilla de los primeros votos. Es una pequeña contribución de nuestra provincia para valorar el lugar donde ocurrieron los acontecimientos importantes de la vida de san Eugenio de Mazenod, nuestro Fundador, y de muchos otros Oblatos. Sigue siendo un lugar de inspiración y renovación para los Oblatos”.

CIEM

Category: 200 años, Noticias

Conferencia sobre el Cardenal Guibert

rsz_2photo_1

En el conjunto de actos con motivo del bicentenario de la fundación de los Misioneros Oblatos, el Sr. Bernard MILLE, Presidente de la Academia de Aix-en-Provence impartió una conferencia sobre el Cardenal Guibert, un Oblato que fue Arzobispo de Paris.

El Sr. Bernard MILLE

El Sr. Bernard MILLE

Joseph Hippolyte Guibert, nacido en Aix en 1802 en una familia modesta de aparceros, se bautizó en la iglesia San Juan de Malta. Después de unos escasos años de escolarización, entra en el seminario de Aix antes de comprometerse con san Eugenio de Mazenod y los Misioneros de Provenza. El padre Guibert se ordena en 1825 y predica misiones, se convierte en superior de Notre-Dame du Laus, va a Notre-Dame de l’Osier (en los Alpes), funda el seminario de Ajaccio del que será superior, restaura para los Oblatos el convento de Vico.

6ª conferencia del bicentenario de la fundación

6ª conferencia del bicentenario de la fundación

Nombrado Obispo de Viviers (Ardèche) en 1841, Mons. Guibert calma los conflictos en la Iglesia local, recorre su diócesis y conserva vínculos estrechos con la Congregación de los Misioneros Oblatos. En 1857, Mons. Guibert que es ya Obispo de Tours participa activamente en la restauración del famoso santuario de san Martin de Tours. En 1871, Hippolyte Guibert acepta el nombramiento de Arzobispo de Paris. Pero rechaza varios títulos de prestigio, invitaciones mundanas, prefiere ayudar a los pobres según el espíritu de su congregación de origen. Es un obispo constructor: manda construir la basílica del Sagrado Corazón de Montmartre, en la que invita a Oblatos, abre el Instituto Católico, construye iglesias… También recorre los santuarios de Francia: Lourdes, Lalouvesc, La Salette… Creado cardenal en 1873, sigue siendo un hombre de Iglesia excepcional, muy diplomático, lleno de energías, de bondad, de prudencia y de tacto. El Cardenal Guibert murió en Paris en 1886, su funeral se celebró en medio de una muchedumbre numerosa y recogida. Se enterró, según su deseo, en la cripta del Sagrado Corazón de Montmartre.

El Cardenal Guibert le había escrito a uno de sus hermanos oblatos: “Quiero ser un obispo sencillo, pobre, misionero, para que mi género de vida recuerde lo que fui, lo que no dejé de ser, lo que quiero ser en el momento de mi muerte”.

Chantal BERNARD-BRET

Category: 200 años, Noticias

Una estatua de san Eugenio de Mazenod en Grans

Photo 1

Parte de los miembros de la Familia Mazenodiana, junto con los Oblatos de la comunidad de Aix-en-Provence, se dirigieron emocionados a Grans, el 4 de diciembre, para la inauguración y bendición en la iglesia parroquial de una estatua de su fundador, san Eugenio de Mazenod (1782-1861).

Photo 2

De esta gran figura del clero provenzal aún quedan centenares de cruces de misión, plantadas en los pueblos del entorno después de que grupos de misioneros, bajo su dirección, devolvieron a los provenzales la fe después de la confusión revolucionaria. Esa historia excepcional, narrada en la homilía del Padre oblato Bernard Dullier en la colegiata San Lorenzo de Salon de Provence, fue una señalada introducción a la bendición de una imagen en memoria de esa figura de la diócesis de Aix y Arles, por la tarde, en el pueblo de Grans.

Photo 3

La misión de Grans, predicada en 1816, es la primera organizada por Eugenio de Mazenod. Con sus homilías en provenzal, sus misas adaptadas a los horarios de las faenas del campo, y otros múltiples aspectos innovadores, el fundador de los Oblatos consiguió, en momentos de división social, una renovación de la Iglesia de Francia. Grans conserva su memoria por medio de una bella cruz de misión situada en el cruce de los bulevares Aristide Briand y Victor Jauffret, desde donde una importante procesión de fieles se dirigió a la iglesia del pueblo, donde los Oblatos de Aix y el párroco, Padre Brice de Roux, descubrieron la imagen. Alrededor de ella, se congregaban feligreses emocionados, Oblatos entusiastas y familiares de san Eugenio cantando oraciones y cánticos, tal y como el famoso “Prouvencau e Catouli”. Espigas de trigo, esculpidas de un modo exquisito en el bajo de la sotana de san Eugenio, recuerdan la etimología de Grans y el vínculo del pueblo con su tierra. Así la iglesia de Grans se enriquece de una nueva obra artística relacionada con la riqueza de su historia: una imagen que de hoy en adelante recibirá a los visitantes en uno de los pueblos de Provenza donde sigue alentando el espíritu de san Eugenio.

Alexandre MAHUE

Category: 200 años, Noticias

El bicentenario de la misión de los Oblatos en Fuveau

photo-1

En septiembre del 1816, los Misioneros de Provenza, más tarde Misioneros Oblatos, predicaron una misión parroquial en Fuveau. Eran cuatro: Eugenio de Mazenod, François de Paul Henry Tempier, Pierre Mie et Sébastien Deblieu. Al terminar esta misión, Marius Suzanne, natural de Fuveau, se hizo miembro de la naciente comunidad.

photo-2

La comunidad cristiana de Fuveau impulsó la conmemoración del bicentenario de esa misión y de los Oblatos de María Inmaculada. Durante la misa del 25 de septiembre de 2016, una placa conmemorativa de la misión se selló en uno de los pilares de la nave de la iglesia. Después de la misa, se inauguró otra placa sobre la cruz de aquella misión, erigida junto a la carretera del Norte.

photo-3

Después de compartir la comida en la escuela Sainte-Marie, los participantes gozaron de un espectáculo itinerante que representa la vida de san Eugenio de Mazenod y la acción misionera de su comunidad.

photo-4

El día terminó en la iglesia con una oración animada por la comunidad de los Misioneros Oblatos de Aix-en-Provence y unos veinte Oblatos, de varios países, que tienen un curso en Aix.

Krzysztof ZIELENDA, OMI

Category: 200 años, Noticias

Quinta conferencia del bicentenario

photo-1jpg

El sábado 10 de septiembre de 2016, Doña Marie-Thérèse OTTAVIOLI impartió una conferencia en la que nos dio a conocer la vida y la obra misionera del Venerable padre Charles Dominique Albini.

Gérard Soldaini y Marie-Thérèse Ottavioli

Gérard Soldaini y Marie-Thérèse Ottavioli

El padre Albini nació en Menton en 1790, en una familia “de modesta prosperidad”. Huérfano desde los 15 años, colabora con gusto con el párroco. Entra en el seminario de Niza en 1810, estudia filosofía y teología y se manifiesta “humilde y caritativo”. Se ordena en 1814 en la catedral de Niza.

Después de unos años de inactividad y un breve periodo como profesor en el Seminario Mayor de Niza, el joven sacerdote se encuentra con los padres de Mazenod y Suzanne con ocasión de unos Ejercicios que los Misioneros de Provenza predican en Niza en 1824. Impresionado por el celo de los dos misioneros, el padre Albini solicita unirse a Eugenio de Mazenod y sus compañeros. Hace su noviciado en Aix y se integra en la nueva congregación, con la que se desvive en actividades apostólicas. Así participará en 16 misiones parroquiales. Entre 1827 y 1835, el padre Albini, profesor en el Seminario Mayor de Marsella, se entrega por completo en actividades misioneras, especialmente con los italianos de los que habla el idioma. En 1835 sale a Córcega, al convento de Vico, donde Mons. de Mazenod ha aceptado enviar a cuatro misioneros bajo la dirección del padre Guibert.

En la conferencia

En la conferencia

Córcega es en aquel tiempo un “verdadero desierto espiritual”, al clero le falta formación, la moral está floja, la vida social perturbada… Las 12 misiones predicadas por el padre Albini, muchas veces en condiciones difíciles, unen, reconcilian, apaciguan a la población. Algunas de estas misiones estuvieron marcadas por episodios notables o de carácter místico.

Vencido por el tifus en 1839, el padre Albini es reconocido como “Apóstol de Córcega”. Se le venera hoy en el convento San Francisco de Vico donde vive la comunidad de los Oblatos de María Inmaculada.

La Cofradía del Padre Charles Albini conserva hoy gran devoción a la figura de ese Oblato y trabaja para la canonización de su patrón.

Chantal BERNARD-BRET

Category: 200 años, Noticias

El bicentenario y el congreso sobre la vocación

Photo1

En una carta a la Congregación fechada el 8 de diciembre de 2013, el Padre general presentaba la pastoral vocacional como un ministerio vital para la Congregación. Dicha pastoral mantiene estrecha relación con la misión que los Oblatos ejercen junto con los jóvenes. En el marco del bicentenario, la Administración general organizó dos congresos en Aix.

Participantes del congreso

Participantes del congreso

El primero trataba de la misión oblata con los jóvenes y el segundo de la vocación a la vida misionera. Este último terminó el 16 de julio de 2016. Recordó a todos los participantes que el ministerio vocacional es crucial y debe ir acompañado por la oración de toda la Congregación. Al ejercer dicho ministerio afirmamos que creemos en el futuro.

El congreso empezó compartiendo las experiencias de ministerio vocacional vividas por los participantes. El hermano Paul BEDNARCZYK, de la congregación de la Santa Cruz, impartió a continuación una serie de conferencias sobre la vida religiosa y la formación a ella, relacionándolo con el derecho canónico y las normas generales de la formación oblata. Después de ese tiempo, los participantes reflexionaron acerca de la pastoral vocacional a la luz del congreso sobre la misión oblata con los jóvenes. La conferencia del Padre general sobre la renovación de la vocación oblata y el retiro dirigido por el padre ASODO contribuyeron a la integración por los participantes del contenido del congreso. Éste terminó con la elección de las orientaciones más importantes para el ministerio vocacional.

Liturgia de envío en misión

Liturgia de envío en misión

Los momentos de oración y celebración jalonaron el congreso. Los participantes tuvieron también la oportunidad de visitar Fuveau, el pueblo natal del padre Marius SUZANNE, uno de los primeros compañeros del Fundador, y de celebrar misa en el sepulcro de san Eugenio de Mazenod en Marsella. El congreso terminó por el envió en misión de los participantes a los jóvenes que disciernen su vocación a la vida misionera.

Krzysztof ZIELENDA, OMI

Category: 200 años, Noticias

Congreso sobre la vocación a la vida misionera

Photo1

El Congreso empezó el jueves 7 de julio con una liturgia de entrada en la casa-madre de la Congregación, tierra santa de los Oblatos, presidida por el padre BONGA. 32 Oblatos procedentes de todos los continentes participan en el Congreso.

Photo2

Durante los primeros tres días, los participantes se pusieron ante todo a la escucha del Señor. Como lo recordaba el padre Louis LOUGEN, Superior general, en su homilía y sus palabras de bienvenida, la vocación es respuesta a la llamada del Señor. Él nos invita a su escuela, disponiéndonos a escucharlo por la oración silenciosa delante del Santísimo y la celebración común de nuestros dones.
Este Congreso también quiere ser un tiempo de compartir y escucha atenta de unos a otros. Por eso los primeros tres días se dedicaron al intercambio y acogida de las experiencias de unos y otros en clima fraterno.
De este compartir nos quedamos con la esperanza que nace del compromiso y de los sacrificios realizados para aportar fuerzas nuevas a nuestra familia religiosa. Y no podía ese nuevo impulso salir de un sitio mejor que la Sala de Fundación, desde donde nos encaminamos a la segunda etapa de nuestro recorrido.

Jules Florent DIKANY, OMI

Category: 200 años, Noticias

Cuarta conferencia del bicentenario

Photo 1

En el día de san Eugenio de Mazenod, Bertrand MORARD impartió una conferencia en la que nos dio a conocer el papel de los padres Courtès, Marcou y Suzanne durante los primeros años de vida de los Misioneros de Provenza.

Bertrand Morard y Christine Pajon

Bertrand Morard y Christine Pajon

Estos tres sacerdotes nacieron en Aix en los ultimísimos años del siglo XVIII, después del duro periodo revolucionario, cuando se silenciaban los conflictos y llegaban a su fin las contiendas religiosas. Los tres se ordenaron muy jóvenes (a los 22 o 24 años) y se involucraron junto a Eugenio de Mazenod en las primeras actividades de los Misioneros de Provenza.

El padre Jean Joseph Hippolyte Courtès, nacido en 1798 en una familia acomodada, estudió en Aix. Acogido por los Misioneros de Provenza, se unió al primer grupo de misioneros. Nombrado Superior de la casa de Aix, se quedará en ella hasta su muerte en 1863. El padre Courtès, delicado de salud, se dedicaba día tras día a los pobres, enfermos, prisioneros. Se le apreciaba mucho por sus prédicas y sus consejos. Aquel hombre discreto y culto, letrado y serio, fue confidente de Eugenio de Mazenod durante toda su vida.

En la conferencia

En la conferencia

Al padre Jacques Marcou, nacido en 1799, le ordenó en Marsella Mons. Fortuné de Mazenod. Después de un tiempo en Notre-Dame du Laus, vuelve a Aix y participa en una misión. Envían luego al joven sacerdote a Nîmes donde se desgasta en el trabajo. Gravemente enfermo, vuelve a Marsella, donde Eugenio de Mazenod le asista hasta que muera a los 27 años. El padre Marcou fue “como un ángel que pasa por la congregación”.

El padre Marius Suzanne, nacido en 1799, era el mayor de 9 hermanos. El padre Tempier, su profesor en el seminario de Aix, es testigo de su conducta irreprochable. Ya desde su ordenación, el joven sacerdote, apasionado de literatura y obras filosóficas, participó en las distintas misiones parroquiales predicadas por Eugenio de Mazenod y sus primeros compañeros. Su celo misionero y sus talentos resultaron muy apreciados en las aproximadamente veinte misiones en las que participó sin importarle su salud. El padre Suzanne, amable y amado, cariñoso y dotado de un temperamento de fuego, fue durante un tiempo Superior de la casa del Calvario en Marsella. Una gran ternura de corazón unía al joven sacerdote con el padre de Mazenod. La enfermedad venció al padre Suzanne, imagen del “perfecto Oblato”, en 1829.

En el claustro después de la conferencia

En el claustro después de la conferencia

Eugenio de Mazenod había puesto toda su confianza en esos tres sacerdotes jóvenes, con quienes le unía un profundo afecto. Como misionero encendido al igual que Marcou y Suzanne, o más discreto como Courtès, cada uno de ellos participó con celo de los primeros y decisivos pasos de la nueva Congregación.

Chantal BERNARD-BRET

Category: 200 años, Noticias

La gracia de estar en Aix en este año especial

Photo 1

¡Obviamente 2016 habrá sido un año de gracia! El hecho de estar en Aix en este año tan especial está siendo de lo más enriquecedor y estimulante. Lo que llama la atención es que el espíritu que impulsaba a nuestros primeros padres hace 200 años, sigue alentando con gran fuerza, y tocando corazones en el mundo entero.

Photo 2

La semilla sembrada en esta misma casa donde seguimos viviendo se ha convertido en un árbol inmenso, que extiende sus ramas en todo el mundo, proporcionando sombra a personas de distintas razas, culturas e idiomas. ¡El carisma oblato sigue vivo y activo! No cabe otra cosa que el agradecimiento por poder ser testigo de su fuerza y dinamismo.

Entre las numerosas visitas de este año, fue una bendición acoger, los días 7 y 8 de mayo, a un grupo de laicos de Indonesia, acompañado por el padre Ignasius PRIYANTORO. Es el primero de los cinco grupos organizados por los laicos asociados indonesios en visitar Aix este año, para celebrar el 200 aniversario de la Congregación.

Empezaron su visita por una peregrinación a Marsella, cuya culminación fue la solemne celebración de la Eucaristía en el sepulcro del Fundador. Subieron luego a Notre Dame de la Garde, para rendir homenaje a la “Buena Madre”, como se la conoce en Marsella. Terminaron la peregrinación con una gozosa visita de nuestra casa en Aix-en-Provence, la cuna de la Congregación. Cenaron con la comunidad de Aix y participaron de la Eucaristía dominical en francés.

Photo 3

El padre Joseph BOIS, que presidía la Eucaristía, recalcó: “es una verdadera experiencia de Pentecostés, estamos aquí congregados de distintas partes del mundo, nuestros visitantes no saben francés, pero participaron fervorosamente de la Eucaristía, siendo testimonio de nuestra unidad y del deseo de ser uno tal y como lo quiere Jesús “.

¡Estar en Aix y ser testigos de todo esto es una gracia de agradecer de veras!

BONGA MAJOLA, OMI

Category: 200 años, Noticias

Bicentenario de la misión de los Oblatos en Grans

Photo 1

El próximo 5 de mayo, a las 11h45, se celebrará en Grans el bicentenario de la primera misión de los Oblatos. La ceremonia tendrá lugar delante de la cruz de la misión ubicada en la intersección del bulevar Victor Jauffret y la calle Aristide Briand.

Los escolásticos oblatos durante la misa en la iglesia de Grans en julio del 2014

Los escolásticos oblatos durante la misa en la iglesia de Grans en julio del 2014

El febrero del 1816, a instancias del alcalde Roze-Joannis, el que se convertiría en san Eugenio de Mazenod llega a Grans con sus tres compañeros (los padres Deblieu, Mie e Icard) a predicar su primera misión parroquial. Se acerca a una periferia perdida para hacerse cargo de los que a nadie interesan, de esos pobres campesinos que ni hablan francés. Hablará pues en provenzal y se adaptará a los horarios de las faenas del campo. ¿A qué vino a esa periferia? A hacerse cargo de los desfavorecidos ante los que uno se da la vuelta, a reconciliarlos entre sí, después de unos años de profunda conmoción que han dividido a los franceses. Esta misión será la primera de los que se convertirán en Oblatos de María Inmaculada y son actualmente unos 3800, presentes en más de 65 países. En todo el mundo, se cita el nombre de Grans al hablar de la historia de san Eugenio, el misionero de los pobres. Cada año, Oblatos del mundo entero se acercan a Grans para descubrir nuestro pueblo. De ahora en adelante, a la entrada del pueblo, la restaurada cruz de la misión de 1816, cuyo pedestal ostenta una placa conmemorativa del evento, recibirá a los visitantes.

Jean Louis MONTAGNON

Category: 200 años, Noticias