Archivos de la categoría Familia mazenodienne

Un encuentro de la Familia mazenodiana

Photo 1

El miércoles 27 de mayo, próxima la celebración del día de san Eugenio, la Familia mazenodiana se congregó en respuesta a una invitación de la Comunidad de los Oblatos de Aix-en-Provence. Durante el rato de oración introductorio al encuentro, los participantes oyeron parte de la carta de san Pablo a los Filipenses (2,1-12), así como párrafos de las Constituciones y Reglas oblatas sobre el valor evangélico de la pobreza y el deber, para los Oblatos, de formarse a lo largo de su vida misionera.

Photo 2

El padre Krzysztof ZIELENDA recordó a continuación los puntos esenciales desarrollados por el padre Gilberto PIÑÓN en su intervención del 15 de febrero de 2015. La identidad de los «laicos asociados» había quedado aclarada: «Respondiendo a una llamada de Cristo, los laicos asociados viven su bautismo, iluminados por el carisma de san Eugenio de Mazenod. Con espíritu de familia, comparten entre ellos y con los Oblatos la misma espiritualidad y el mismo enfoque misionero».

Photo 3

Pero a la hora de organizar el grupo y darle una forma autónoma, era importante tener en cuenta nuestra propia cultura y los deseos de las personas interesadas. La comunidad de los Oblatos de Aix presentó dos propuestas. Primero, seguir agrupando en torno a la comunidad aquellas que tienen, de cerca o de lejos, relación con ella: «la Familia mazenodiana». Segundo, reunir a las personas que quieran conocer más y vivir el carisma de san Eugenio. Ese grupo, «los laicos asociados», autónomo con respecto a la comunidad de los Oblatos, mantendría relación con la Familia mazenodiana.

Photo 4

Después de una reflexión en grupos, llegamos a la conclusión de que no estamos preparados aun para constituir un grupo de «laicos asociados» autónomo respecto a la comunidad de los Oblatos. Vamos a seguir viviendo como Familia mazenodiana, atentos a las llamadas en vistas a crear el grupo de «laicos asociados».

Chantal BERNARD-BRET

El padre Gilberto se reúne con la Familia mazenodiana de Aix

F1

Con motivo del 189 aniversario de la aprobación de la Congregación de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada y de sus Constituciones y Reglas, la Familia mazenodiana de Aix se reunió el domingo 15 de febrero de 2015 con la comunidad de los Oblatos. Recibimos en esa reunión al padre Gilberto PIÑÓN, asistente general, que nos presentó la historia de las asociaciones oblatas de laicos.

Photo 2

El padre Gilberto PIÑÓN empezó su exposición demostrando que desde hace dos siglos, los laicos han estado siempre al lado de los Misioneros Oblatos en su misión evangelizadora, de acuerdo con el carisma de su Fundador. En efecto, Eugenio de Mazenod, al intuir la amplitud de la tarea que le esperaba, y antes incluso de fundar la Congregación, había congregado laicos para ayudarle, orar y organizar la actividad misionera : era ya un verdadero proyecto de colaboración con laicos. Después de la muerte del Fundador, en 1861, varios capítulos generales de la Congregación aludían a una asociación con los laicos. La idea de cooperación, y más tarde de fraternidad compartida, se hace camino, así como la de crear una organización para ayudar la misión de los Oblatos.

Photo 3

Ya en 1907, por primera vez, se usa el término de « laico asociado ». Más adelante, la afirmación de la asociación con los laicos se puntualiza como « una prolongación de la Congregación entre los fieles » : miembros que participan de los gozos, éxitos y fracasos de la familia religiosa, que apoyan las comunidades, la Congregación, la misión, que se convierten en « apóstoles auxiliares » de los Misioneros Oblatos.
Con el Concilio Vaticano II, los laicos toman mayor conciencia de su vocación, aumenta notablemente el número de laicos implicados en la vida de la Iglesia, y se establecen nuevas formas de colaboración con la Congregación. El capítulo general de 1992 declara que los laicos llamados a compartir el carisma del Fundador están en la misión con los Oblatos. En 1996 se celebró en Aix-en-Provence, cuna de la Congregación, un congreso de laicos asociados. Se aclara su identidad : « Respondiendo a una llamada de Cristo, los laicos asociados viven su bautismo, iluminados por el carisma de Eugenio de Mazenod. Con espíritu de familia, comparten entre ellos y con los Oblatos la misma espiritualidad y el mismo enfoque misionero ».

Photo 1

A ejemplo de san Eugenio, los laicos asociados son apasionados de Jesucristo, la Iglesia y la Misión. Tienen fe en la dignidad humana. Profundizan en el carisma de san Eugenio. Ser laico asociado requiere estar vinculado con una comunidad oblata así como estar en comunión con la familia de los laicos. Es compartir una misma vocación, una misma misión desde san Eugenio, de acuerdo con su espiritualidad en el seguimiento de Cristo.

Chantal BERNARD-BRET

Familia mazenodiana

Réunion de la Famille mazenodienne

El hermano Benoît DOSQUET dio a continuación un repaso al Trienio. O sea, los 3 años de preparación al Jubileo, que empezaron el 8 de diciembre del 2013. El tema del primer año era: un corazón nuevo: vida en comunidad apostólica”. El del segundo año es: “un espíritu nuevo: formación permanente”. Y el tercer tema será: una misión nueva: celo para atreverse a todo”.

Photo 2

El padre Joseph BOIS recordó luego las circunstancias, condiciones y razones que llevaron a Eugenio de Mazenod a comprar, en 1815, el convento de las Carmelitas, en la parte alta del paseo Mirabeau. Después de pensarlo mucho, Eugenio de Mazenod se había dado cuenta de que, para ayudar a los pobres, implicarse en los pueblos abandonados, estar cerca de toda la juventud desocupada de Aix, su esfuerzo aislado no bastaría. Encuentra un apoyo verdadero en el padre TEMPIER y se instala con tres sacerdotes más en el edificio recién comprado. El 25 de enero de 1816 es pues la fecha de nacimiento de los “Misioneros de Provenza”. El 25 de enero de 2016, la Congregación celebrará el bicentenario de su fundación.

Photo 3

El padre Krzysztof ZIELENDA presentó entonces el camino a recorrer hasta esa fecha y nos habló de algunos proyectos que ya se consideran. Para celebrar el bicentenario de la fundación de los Oblatos, se proponen algunas pistas: una Eucaristía solemne en la catedral de Aix el domingo 24 de enero; el 25 una celebración entre Oblatos seguida de una comida sencilla abierta a jóvenes y/o pobres, una exposición sobre la historia de las misiones oblatas, y otras actividades por encontrar, crear, inventar… Se solicitó a los participantes del encuentro a que dieran su parecer, aportaran sus ideas.

Photo 4

En el mes de febrero tendrá lugar un encuentro para precisar lo que la Congregación entiende por “laicos asociados” o “familia mazenodiana” y para avanzar en los proyectos en vistas al 2016. La tarde concluyó con un agradable momento de convivencia en torno a una cena fraterna.

Chantal BERNARD-BRET

Ejercicios en el 60 cours Mirabeau

image

Durante este mes de octubre, el Padre Joseph BOIS dio unos Ejercicios dirigidos a los Oblatos y a la familia “mazenodienne”. Este intenso momento tuvo lugar en la casa del 60 cours Mirabeau, con el tema “la comunidad apostólica”.

Photo  2

Desde el primer momento la lectura del salmo 62 nos introdujo en la tonalidad de estos días: “Dios, eres mi Dios, por ti madrugo: mi alma está sedienta de ti…”.

Durante la semana, cada cual pudo, en silencio, profundizar en la Palabra de Dios iluminada por los comentarios del Padre Jo, compartir tiempos de oración comunitaria, caminar en Aix y Marsella sobre las huellas de san Eugenio.

Al acabar estos días durante los cuales Oblatos y laicos recorrieron juntos un tramo del camino, los participantes expresaron lo mucho que apreciaban una fórmula que asocia oración, silencio, peregrinación.

Photo 3

Desde el primer momento la lectura del salmo 62 nos introdujo en la tonalidad de estos días: “Dios, eres mi Dios, por ti madrugo: mi alma está sedienta de ti…”.

Durante la semana, cada cual pudo, en silencio, profundizar en la Palabra de Dios iluminada por los comentarios del Padre Jo, compartir tiempos de oración comunitaria, caminar en Aix y Marsella sobre las huellas de san Eugenio.

Al acabar estos días durante los cuales Oblatos y laicos recorrieron juntos un tramo del camino, los participantes expresaron lo mucho que apreciaban una fórmula que asocia oración, silencio, peregrinación.

Laicos asociados con el padre Miguel Fritz

Miguel Fritz

La función empezó por un rato de oración animado por el hermano Benoît Dosquet. Con esa oración, los asociados se unieron a los Oblatos en el camino espiritual hacia el jubileo del bicentenario. A continuación, el consejero general para América latina, padre Miguel Fritz, presentó la misión oblata en esa región. El encuentro terminó con una cena.
El grupo de los laicos asociados de Aix-en-Provence cuenta con unas 60 personas. A lo largo del curso, tienen 4 encuentros conjuntos: uno en septiembre para reanudar las actividades, otro en diciembre en torno a la Inmaculada, otro en torno a la fiesta del 17 de febrero y el último en mayo en torno a la fiesta de san Eugenio de Mazenod. Los miembros participan también a lo largo del curso de los encuentros de formación en distintos grupos, según el ritmo marcado por cada uno de ellos.

(Krzysztof ZIELENDA, OMI)