Comunidad

Erigida canónicamente el 25 de enero de 1816, la comunidad de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada en Aix-en-Provence es la más antigua de la Congregación. Ubicada en el antiguo Carmelo en el número 60 del paseo Mirabeau, tuvo por primer superior a san Eugenio de Mazenod, fundador de la Congregación. La comunidad vive en el corazón histórico de los Oblatos, hoy sede de la asociación Centro Internacional Eugenio de Maznod (CIEM). Dicha asociación se creó en noviembre del 2011 con la aprobación del Superior general en consejo. La comunidad del CIEM se compone de cinco Oblatos procedentes de cinco países distintos (Sudáfrica, Bélgica, Francia, Indonesia y Polonia). Está, desde el 1 de octubre de 2012, bajo directa jurisdicción del Superior general.



Photo 1

Los votos perpetuos de Patrick

Patrick VEY pronunció sus votos perpetuos el domingo 28 de abril en Hünfeld, Alemania. Los votos perpetuos son el compromiso definitivo a la vida consagrada y misionera en el seno de la Congregación. Leer más

Photo 1

Viaje a Polonia

El año próximo, los Oblatos de Maria Inmaculada de Polonia celebrarán el 100° aniversario de su presencia. Esa unidad oblata es una de las mayores en el mundo. De los 960 Oblatos de Europa, más de 300 son polacos. La comunidad de Aix viajó a Polonia para descubrir ese país a la vez cercano y lejano. Leer más

Photo 1

La vida de la comunidad de Aix

Las últimas noticias de nuestra comunidad datan de hace unos meses, y ¡sería difícil contar todo lo que vivimos desde el verano! Leer más

Photo 1

CIEM – próximos acontecimientos

La comunidad de los Oblatos del Centro Internacional Eugenio de Mazenod se alegra de compartir las noticias de su misión y hacerlos partícipes de los próximos acontecimientos. Leer más

min

Oblación de Patrick

Si podemos equiparar “oblación” y “ofrenda”, el término “Oblato” designa el que ha sido ofrecido a Dios. La oblación es pues una consagración. El domingo de la Santísima Trinidad, Patrick VEY, un escolástico oblato que hace una experiencia en Aix, renovó su oblación. Hizo entrega de sí mismo. Se consagró a Dios para ser signo de su amor en el mundo. Leer más