La imagen de lo Invisibleen la Capilla de los Oblatos

El mundo necesita belleza para no hundirse en la desesperanza – decía el papa Pablo VI en un mensaje a los artistas. Alrededor de cien personas al día visitaron la exposición de iconos de Aimée BRASSENS, que se hospedó en la Capilla de los Oblatos en Aix-en-Provence del 23 al 30 de marzo pasado.

Photo 2

Aimée BRASSENS escribe iconos desde que tenía 15 años, cuando estaba en el internado de las Benedictinas de Saint Maur. Más adelante siguió durante varios años una formación más especializada con el padre Egon SENDLER, maestro en iconografía y autor de numerosas obras de referencia. No soy artista, dice Aimée BRASSENS, sólo sé escribir iconos. No lo elegí yo. Me vino desde arriba. Hace años que lo vengo haciendo, y escribo al menos cuatro horas al día.

A muchos visitantes les sobrecogió la emoción por la belleza de los iconos expuestos. Es testigo de ello el libro de oro de la exposición. Iconos conmovedores escritos con amor… eso se palpa. Ojala ayuden a los hombres a profundizar en su fe… y yo en la mía – escribe Jeanne-Marie.

Krzysztof ZIELENDA, OMI