El bicentenario y el congreso sobre la vocación

En una carta a la Congregación fechada el 8 de diciembre de 2013, el Padre general presentaba la pastoral vocacional como un ministerio vital para la Congregación. Dicha pastoral mantiene estrecha relación con la misión que los Oblatos ejercen junto con los jóvenes. En el marco del bicentenario, la Administración general organizó dos congresos en Aix.

Participantes del congreso

Participantes del congreso

El primero trataba de la misión oblata con los jóvenes y el segundo de la vocación a la vida misionera. Este último terminó el 16 de julio de 2016. Recordó a todos los participantes que el ministerio vocacional es crucial y debe ir acompañado por la oración de toda la Congregación. Al ejercer dicho ministerio afirmamos que creemos en el futuro.

El congreso empezó compartiendo las experiencias de ministerio vocacional vividas por los participantes. El hermano Paul BEDNARCZYK, de la congregación de la Santa Cruz, impartió a continuación una serie de conferencias sobre la vida religiosa y la formación a ella, relacionándolo con el derecho canónico y las normas generales de la formación oblata. Después de ese tiempo, los participantes reflexionaron acerca de la pastoral vocacional a la luz del congreso sobre la misión oblata con los jóvenes. La conferencia del Padre general sobre la renovación de la vocación oblata y el retiro dirigido por el padre ASODO contribuyeron a la integración por los participantes del contenido del congreso. Éste terminó con la elección de las orientaciones más importantes para el ministerio vocacional.

Liturgia de envío en misión

Liturgia de envío en misión

Los momentos de oración y celebración jalonaron el congreso. Los participantes tuvieron también la oportunidad de visitar Fuveau, el pueblo natal del padre Marius SUZANNE, uno de los primeros compañeros del Fundador, y de celebrar misa en el sepulcro de san Eugenio de Mazenod en Marsella. El congreso terminó por el envió en misión de los participantes a los jóvenes que disciernen su vocación a la vida misionera.

Krzysztof ZIELENDA, OMI