La “Frat-Oser” de fin de semana en Marsella para la Cuaresma

Cada curso la Frat-Oser (estudiantes que viven en casa de los Oblatos) de Aix-en-Provence se escapa durante dos días. Fieles a esta tradición, el fin de semana 7-8 de marzo de 2015 nos permitió a los estudiantes de este curso 2014/2015 hacer un balance de estos primeros meses en un ambiente auténtico, fraternal y espiritual. Nos acompañaron en este proceso el hermano Benoît y el padre Bonga.

Frat-Oser en la colina de Nuestra Señora de la Guardia

Frat-Oser en la colina de Nuestra Señora de la Guardia

Salimos el sábado por la mañana rumbo a Nuestra Señora de la Guardia en Marsella, donde nos dieron una estupenda acogida las hermanas de la Inmaculada, cuya bondad calentó nuestros corazones. La visita de Nuestra Señora de la Guardia, bajo un sol radiante, fue uno de los tiempos fuertes que nos dio la oportunidad de reflexionar sobre los seis meses pasados.

El evangelio de la Samaritana, hilo conductor de nuestra estancia, fue nuestro guía en la oración. El día, que transcurrió entre descanso, compartir espiritual y adoración del Santísimo, fue muy rico, nos ayudó a reforzar los lazos que nos unen, y concluyó con una velada caracterizada por el buen humor y la alegría de todos.

Frat-Oser delante del sepulcro de san Eugenio de Mazenod

Frat-Oser delante del sepulcro de san Eugenio de Mazenod

El domingo por la mañana, después de una misa celebrada por el padre Bonga, descubrimos con curiosidad la catedral Santa María la Mayor, que alberga el sepulcro del Fundador de la comunidad de los Oblatos, san Eugenio de Mazenod. Conocer más a este santo varón dio más sentido a nuestro compromiso, tanto espiritual como humano en la residencia.

A finales de la mañana, volvimos encantados a Aix, y compartimos una buena y animada comida con la comunidad de los Oblatos.

Este fin de semana fue para todos un retiro enriquecedor y una bocanada de aire fresco.

Sam y Marie