La gracia de estar en Aix en este año especial

¡Obviamente 2016 habrá sido un año de gracia! El hecho de estar en Aix en este año tan especial está siendo de lo más enriquecedor y estimulante. Lo que llama la atención es que el espíritu que impulsaba a nuestros primeros padres hace 200 años, sigue alentando con gran fuerza, y tocando corazones en el mundo entero.

Photo 2

La semilla sembrada en esta misma casa donde seguimos viviendo se ha convertido en un árbol inmenso, que extiende sus ramas en todo el mundo, proporcionando sombra a personas de distintas razas, culturas e idiomas. ¡El carisma oblato sigue vivo y activo! No cabe otra cosa que el agradecimiento por poder ser testigo de su fuerza y dinamismo.

Entre las numerosas visitas de este año, fue una bendición acoger, los días 7 y 8 de mayo, a un grupo de laicos de Indonesia, acompañado por el padre Ignasius PRIYANTORO. Es el primero de los cinco grupos organizados por los laicos asociados indonesios en visitar Aix este año, para celebrar el 200 aniversario de la Congregación.

Empezaron su visita por una peregrinación a Marsella, cuya culminación fue la solemne celebración de la Eucaristía en el sepulcro del Fundador. Subieron luego a Notre Dame de la Garde, para rendir homenaje a la “Buena Madre”, como se la conoce en Marsella. Terminaron la peregrinación con una gozosa visita de nuestra casa en Aix-en-Provence, la cuna de la Congregación. Cenaron con la comunidad de Aix y participaron de la Eucaristía dominical en francés.

Photo 3

El padre Joseph BOIS, que presidía la Eucaristía, recalcó: “es una verdadera experiencia de Pentecostés, estamos aquí congregados de distintas partes del mundo, nuestros visitantes no saben francés, pero participaron fervorosamente de la Eucaristía, siendo testimonio de nuestra unidad y del deseo de ser uno tal y como lo quiere Jesús “.

¡Estar en Aix y ser testigos de todo esto es una gracia de agradecer de veras!

BONGA MAJOLA, OMI