Los Mazenodianos en Mouriès

El domingo 2 de abril fue sin lugar a duda un día destacado y un momento privilegiado para los Mazenodianos. Esa jornada cultural y cultual la compartieron en Mouriès y en el Valle de Baux donde conmemoraban, con la parroquia, el bicentenario de la Misión de marzo del 1817, predicada por san Eugenio de Mazenod y sus primeros compañeros en una Provenza aun herida por la Revolución francesa.

En la iglesia de Mouriès

En la iglesia de Mouriès

Los jóvenes de Aix, acompañados por el hermano Benoît DOSQUET, participaron de una misa concelebrada por los Padres CICCULLO y Krzysztof ZIELENDA. Allí, en medio de una asamblea tan fervorosa como conmovida, se evocaron el papel de las misiones parroquiales y los emocionantes testimonios de fe que provocaban.

Después de un picnic en Montmajour donde los acogió con extrema cordialidad el señor de SAMBUCY, la visita de la abadia, y de los castillos de Estoublon y Baux resultó ser un descubrimiento tan apasionante como simpático.

Delante de la cruz de la misión predicada en 1817

Delante de la cruz de la misión predicada en 1817

La cruz de misión erigida a la entrada del pueblo de Mouriès, y que lleva el monograma “M.P.” de los Misioneros de Provenza tan queridos por san Eugenio, ha sido testigo, dos siglos más tarde y casi fecha a fecha, la renovación de las promesas de jóvenes de Aix empapados por el mismo amor a Dios y al carisma oblato.

Alexandre MAHUE