Misa del Jubileo, celebrada en Aix-en-Provence

En su homilía de la misa del Jubileo, celebrada el 24 de enero de 2016 en la catedral Saint-Sauveur de Aix, Monseñor Christophe DUFOUR decía dirigiéndose a los misioneros Oblatos: una Iglesia pobre para los pobres, esta es la hoja de ruta para la nueva evangelización.

Photo 2

Esta celebración reunía, en torno al obispo y el superior general de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada, a unos treinta sacerdotes, numerosos religiosos, religiosas, y varios centenares de fieles, algunos de ellos venidos desde lejos.

Photo 3

La flauta y el tambor, característicos de la música provenzal, acompañaron un momento de esa celebración de acción de gracias por la vida de los Oblatos ¡que ya cumplieron 200 años! Una de las invocaciones de la oración de fieles se leyó en provenzal, idioma del pueblo en tiempos de San Eugenio. Durante la comunión, se cantó el poema inspirado por su sermón de la Cuaresma de 1813 en la iglesia de la Madeleine en Aix-en-Provence. La celebración concluyó con un sainete sobre la llamada de los primeros Misioneros de Provenza, preparado por la Frat Oser, el grupo de estudiantes alojados en la casa de los Oblatos en Aix.

Photo 4

La celebración del Bicentenario había empezado ya tres años atrás, con un programa de renovación espiritual vivido por los Oblatos. Ese programa apuntaba a una vuelta al carisma oblato, cuyas raíces se encuentran en la fundación por San Eugenio de Mazenod de los Misioneros de Provenza.

Krzysztof ZIELENDA, OMI