Quinta conferencia del bicentenario

El sábado 10 de septiembre de 2016, Doña Marie-Thérèse OTTAVIOLI impartió una conferencia en la que nos dio a conocer la vida y la obra misionera del Venerable padre Charles Dominique Albini.

Gérard Soldaini y Marie-Thérèse Ottavioli

Gérard Soldaini y Marie-Thérèse Ottavioli

El padre Albini nació en Menton en 1790, en una familia “de modesta prosperidad”. Huérfano desde los 15 años, colabora con gusto con el párroco. Entra en el seminario de Niza en 1810, estudia filosofía y teología y se manifiesta “humilde y caritativo”. Se ordena en 1814 en la catedral de Niza.

Después de unos años de inactividad y un breve periodo como profesor en el Seminario Mayor de Niza, el joven sacerdote se encuentra con los padres de Mazenod y Suzanne con ocasión de unos Ejercicios que los Misioneros de Provenza predican en Niza en 1824. Impresionado por el celo de los dos misioneros, el padre Albini solicita unirse a Eugenio de Mazenod y sus compañeros. Hace su noviciado en Aix y se integra en la nueva congregación, con la que se desvive en actividades apostólicas. Así participará en 16 misiones parroquiales. Entre 1827 y 1835, el padre Albini, profesor en el Seminario Mayor de Marsella, se entrega por completo en actividades misioneras, especialmente con los italianos de los que habla el idioma. En 1835 sale a Córcega, al convento de Vico, donde Mons. de Mazenod ha aceptado enviar a cuatro misioneros bajo la dirección del padre Guibert.

En la conferencia

En la conferencia

Córcega es en aquel tiempo un “verdadero desierto espiritual”, al clero le falta formación, la moral está floja, la vida social perturbada… Las 12 misiones predicadas por el padre Albini, muchas veces en condiciones difíciles, unen, reconcilian, apaciguan a la población. Algunas de estas misiones estuvieron marcadas por episodios notables o de carácter místico.

Vencido por el tifus en 1839, el padre Albini es reconocido como “Apóstol de Córcega”. Se le venera hoy en el convento San Francisco de Vico donde vive la comunidad de los Oblatos de María Inmaculada.

La Cofradía del Padre Charles Albini conserva hoy gran devoción a la figura de ese Oblato y trabaja para la canonización de su patrón.

Chantal BERNARD-BRET