Sobre las huellas de san Eugenio de Mazenod en Palermo

El pasado mes de marzo, la comunidad de Aix, invitada por un grupo de laicos de Misilmeri, salió peregrinando para descubrir en Palermo los lugares donde vivió san Eugenio de Mazenod. Llegó el 6 de enero de 1799 y allí estuvo durante los cuatro últimos años de su exilio en Italia.

Photo 2

Los palacios Branciforte, Ventimiglia, Butera, el barrio de los Curtidores, el barrio Kalsa, la iglesia de San Ignacio en Olivella, la catedral y otros tantos lugares marcaron las etapas de un itinerario de dos días. Con los textos de san Eugenio en la mano, los Oblatos de Aix, guiados por Ileana CHINNICI y Vincenzo DAVID, descubrían esos magníficos lugares y los acontecimientos de la vida de su Fundador. Sin lugar a duda, la estancia de san Eugenio en Palermo inspiró sus futuras elecciones.

Photo 3

La peregrinación a Palermo también estuvo marcada por la acogida fraterna y encuentros amistosos en las comidas sicilianas con el grupo de laicos de Misilmeri. Ese grupo de personas apasionadas por san Eugenio acoge con alegría a los que quieren seguir las huellas del Fundador de los Oblatos en Palermo.

Durante su estancia en Palermo, los Oblatos de Aix pudieron participar en la misa celebrada con motivo del 50a aniversario de la independencia de Mauricio. La pastoral de emigrantes forma parte de la misión de los Oblatos en esa ciudad.

Krzysztof ZIELENDA, OMI