Una misa en la Iglesia de la Misión

¡No nos avergoncemos de decir que somos cristianos! – decía el padre Paulin BEWA, Oblato procedente de Chad en su homilía en la iglesia de la Misión en Aix-en-Provence, el pasado 2 de octubre.

photo-2

¿Es que somos testigos de nuestra fe en la vida cotidiana? Hoy pensamos que, por respeto a los demás, no hay que llevar crucifijo, no hay que mostrarse como cristiano. Sin embargo, somos cristianos católicos y tenemos que defender y transmitir valores cristianos. No nos avergoncemos de decir que somos cristianos – con esas palabras interpelaba el padre BEWA a los fieles durante la misa internacional celebrada por un grupo de Oblatos de 16 nacionalidades.

photo-3

Desde hace casi dos meses, Oblatos procedentes de 16 países distintos participan de la Experiencia de Mazenod, un curso de renovación en el carisma oblato vivido en la cuna de la Congregación.

Krzysztof ZIELENDA, OMI