Apertura del Año de las Vocaciones Oblatas

El sábado 9 de diciembre de 2017, los Misioneros Oblatos habían invitado a los fieles a celebrar con ellos la solemnidad de la Inmaculada e inaugurar un año dedicado a las vocaciones oblatas.

Photo 2JPG

Un rato de oración congregó primero a los participantes en la capilla. Durante ese momento de reflexión y recogimiento, se leyeron palabras de Eugenio de Mazenod referidas al nombre de su Congregación. De hecho, el 22 de diciembre de 1825, poco después de que el Papa reconociese la Congregación con el nombre de Misioneros Oblatos de María Inmaculada, Eugenio de Mazenod escribe al Padre Tempier : « Que ante todo renovemos la devoción a la Santísima Virgen, para hacernos dignos de ser Oblatos de la Inmaculada María … » y el 20 de marzo de 1826, después de la aprobación de la Congregación, le escribe otra vez al Padre Tempier : « ¿No le parece que es un signo de predestinación el llevar el nombre de Oblatos de María, es decir consagrados a Dios bajo los auspicios de María, cuyo nombre lleva la Congregación, como un apellido que tiene en común con la Santísima e Inmaculada Madre de Dios ?… »

Photo 3JPG

El Padre Joseph BOIS transmitió a continuación el anuncio del Superior General de la Congregación: que el año abierto el 8 de diciembre de 2017 sea un « Año de las Vocaciones Oblatas ». Tendrá como tema « Ven y Verás (Juan 1, 39): Centrándonos en la Alegría y Generosidad de Nuestra Vida Oblata ». Este año de las vocaciones oblatas es respuesta a la llamada del Papa Francisco de un año dedicado a « los Jóvenes, la Fe y el Discernimiento Vocacional ».

Posteriormente, el Padre ASODO presentó las estadísticas de la formación en las cinco regiones donde está implantada la congregación : África-Madagascar, Latinoamérica, Asia-Oceanía, Canadá-Estados Unidos, y Europa, y donde actualmente se preparan para la vida misionera 527 jóvenes.

Patrick VEY, un Oblato que está haciendo desde hace unos meses un experimento en Aix, dio testimonio de su recorrido desde que dio sus primeros pasos con los Oblatos. Habló de las distintas etapas de su formación, de sus largos estudios, de sus diversas experiencias de vida comunitaria y de vida apostólica. Dentro de poco hará los votos definitivos.

Photo 4JPG

En el marco del Año de las Vocaciones Oblatas, el Hermano Benoît DOSQUET hizo una propuesta concreta: el cuarto día de cada mes, irá a Marsella para rezar en la tumba del Fundador. Espera que le acompañen numerosos miembros de la familia mazenodiana.

Los participantes rezaron a continuación la oración para « las vocaciones oblatas ».

El encuentro concluyó con una comida compartida en la sala Mazenod.

Chantal BERNARD-BRET