Jornada de la vida consagrada

Las Misioneras Oblatas de María Inmaculada, nacidas en Madrid en 1997, con el deseo de vivir el mismo carisma de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada, fueron aprobadas como Congregación Religiosa de Derecho Diocesano el 9 de septiembre de 2001.

Es una Congregación misionera, cuyo primer servicio en la Iglesia es el de anunciar a Cristo a los más abandonados. Nacieron en la Iglesia y para la Iglesia, y como San Eugenio de Mazenod, quieren estar atentas a las necesidades más urgentes de la misma y responder con prontitud, audacia, creatividad y desde la comunión a su llamada.

Actualmente son 19 hermanas y 3 postulantes, de 5 nacionalidades diferentes: 10 de España, 4 de Alemania, 5 de Polonia, 2 de Ucrania y 1 de Perú. Desde la pobreza y la sencillez viven ya desde los comienzos el don de la internacionalidad e interculturalidad en su Instituto.

(Krzysztof ZIELENDA, OMI)