Los miembros del Comité General de los Oblatos Hermanos profundizan la fuente de su vocación

Del 11 al 20 de febrero, el Centro Internacional Eugenio de Mazenod acogió el encuentro del Comité General de los Oblatos Hermanos. Tuvieron la oportunidad de vivir una emotiva experiencia de bicentenario, especialmente en Aix, Marsella y Notre-Dame-du-Laus (2ª casa oblata y lugar de la primera vocación de Oblato hermano), una experiencia de fraternidad entre ellos y con la comunidad de Aix, una experiencia espiritual, en concreto el 17 de febrero, día de la renovación de votos.

Photo 2

En la línea de la carta del papa Francisco a los religiosos, y gracias a la contribución de la comunidad de Aix, el comité pudo releer los principios de la vida fraterna oblata en la Congregación. Los delegados regionales compartieron sobre la vida del Oblato hermano en Región, dando lugar a la acción de gracias por los avances y a preguntas para el futuro.

Photo 3

A raíz de la publicación del documento “Identidad y Misión del Religioso Hermano en la Iglesia”, el comité pudo trabajar el aspecto de la vida misionera que está en la fuente del carisma del Misionero Oblato. “El primer ministerio que los hermanos desarrollan en la Iglesia en cuanto religiosos, es el de mantener viva en los bautizados la conciencia de los valores fundamentales del Evangelio y la exigencia de responder con la santidad de la vida al amor de Dios derramado en los corazones por el Espíritu Santo” (Cf doc. N°7). ¡Ser testigos de Cristo! Ese trabajo permitió al comité elaborar una base para Ejercicios de 5 días en Región.

Los últimos dos días los dedicaron a preparar el 36° Capitulo general que se celebrará en Roma en septiembre del 2016.

Benoît DOSQUET, OMI